estamos Preparados para una Escuela Creativa?

Hace unos días, tuve la suerte de participar en una charla que se hacía en la escuela de mi hijo. Él ahora ha empezado P3, así que es la primera vez que voy a una charla como “padre”. No sabía qué iba a encontrarme.

Para mi sorpresa, comenzaron planteándonos un par de preguntas muy interesantes.

Si en la escuela no se enseña a caminar o a hablar, ¿por qué creemos que es importante enseñarles a leer o a escribir? Es más, nos plantearon otra pregunta aún más interesante, ¿por qué justo cuando los niños aprenden a caminar y a hablar, les metemos en aulas con mesas y sillas, y les decimos que deben callar y escuchar?

El ponente era un profesor en activo que no trabaja en nuestra escuela, y durante la charla nos planteó maneras diversas de facilitar el aprendizaje de los alumnos, que se estaban aplicando ya en otros centros. Todos muy diferentes a “enseñarles” des de la figura “todopoderosa” y “sabía” del profesor. Nos estaban hablando de potenciar la creatividad de nuestros hijos. De dejarles fluir, experimentar, equivocarse, hablar con los compañeros, llegar a conclusiones… de APRENDER solos, con el profesor como “guía”.

A todos nos parecía increíble y muy positivo. Podía ver las caras del resto de padres y madres. Parecía que estaban deseando que esas nuevas formas de ver la educación llegaran a nuestro colegio.

Pero llegó la pregunta final que desinfló el pastel ¿Estábamos preparados para eso?

Ya no hablaríamos más de “suspendidos”, “notables” o “excelentes”. Los “9” y “10” tan deseados por los padres no tienen sentido en una educación así. ¿Seríamos capaces de llegar a final de trimestre y no poder “medir” los aprendizajes de nuestros hijos e hijas?

Personalmente, y seguramente porque empecé hace un tiempo en esto de la creatividad, no me parece mal. Al revés, creo que es un buen futuro para mi hijo. Pero los padres con hijos en quinto o sexto me acusaban de que “claro, como el tuyo aún es pequeño lo ves diferente”. Ellos no tenían claro eso de no poder saber “cuanto” había aprendido su hijo. Y luego en el instituto ¿qué?

Así que, si ya se plantean este tipo de charlas a los padres estamos en el buen camino, aunque aún queda mucho por hacer.

Y vosotros, ¿estáis preparados para una escuela creativa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s